Fernando Burlando es abogado de una de las familias víctimas