Rompió el silencio

Dani Osvaldo y su nueva vida

El delantero, que se retiró del fútbol tras un frustrado paso por Boca Juniors, decidió romper el silencio para relatar a qué se dedica. 'Vivo contento con mi decisión', declaró
domingo, 12 de noviembre de 2017 · 06:39:00 p.m.

BUENOS AIRES (Redacción) - El hombre que supo cambiarse en algunos de los vestuarios más importantes del fútbol mundial, como el de Boca, Juventus, Inter y Roma, ahora recorre camarines de boliches con una guitarra en su hombro. Ya no busca goles, solo mejores canciones para su banda de rock and roll. Ese es el objetivo de él, de Daniel Osvaldo, quien después de un paso frustrado por la primera del Xeneize decidió dejar entrenamientos y partidos de fútbol. 

Página 12 le preguntó por su cigarillo que cuelga de sus labios y contesta que no pasa nada, que le gusta su nueva vida. "Sí. Me la gané un poco, creo. Quise hacer esto y lo hice. Y no me arrepiento de nada. Vivo contento por mi decisión", afirmó. Para luego explicar: "El universo del fútbol te prejuzga mucho. Este país te prejuzga. Y al final, detrás hay una persona. Pero aprendí a que no me afecte. No me resultaba fácil el momento en el que estaba en el foco y me jodía que la gente dijera cosas de mí que no son. Pero aprendí".  

"Con el tiempo me pude dar cuenta que no importa nada lo que digan Mirtha de Haedo, Joaquín de Burzaco o Jorge Rial, que nunca se tomó una birra conmigo. Tomate una birra conmigo, charlemos un rato y después decime qué opinás", añadió. Al ser consultado sobre lo que más le complicaba del fútbol, el ex delantero devenido en músico respondió: "Tener que lidiar con la imaginación de la gente. A mí me ha pasado que se dijera acá en mi país, donde venía contento y a cumplir un sueño, que yo no era profesional".

Luego, amplió su concepto: "La conclusión viene así: 'Uh, a este le gusta el rock and roll. Entonces, le gusta el whisky. Y encima fuma. Este se debe pasar todos los días hasta las 5 de la mañana tomando whisky. Y seguro que se droga, también'. Y ya sos eso. Y yo tengo que decir: 'No, flaco. Yo jugué 11 años en Europa, en la selección de Italia y en la Juventus. ¿Vos te pensás que si yo me drogo o me fumo 50 puchos o tomo whisky hasta las 5 de la mañana podría jugar ahí? No, hermano, no soy Messi, no me alcanza si hago eso. Tengo que acostarme temprano, comer ensalada y descansar bien...'. Después, claro que me gusta tomar whisky, fumar un pucho y el rock and roll, pero cuando puedo. Todos los días de mi vida no son así".

Ahora, Daniel Osvaldo disfruta de su vida como músico, como líder y vocalista de Barrio Viejo. Recién están comenzando: "Vamos a tocar a lugares donde a veces hay un montón de gente y a veces diez personas". Pero dejó una reflexión: "El éxito no es el resultado que tengas. El éxito es grupal. Por ahí el éxito es que tengamos 60 años y sigamos juntándonos con estos chicos a tocar en una sala de ensayo, sin importar qué haya pasado en el medio. El éxito es construir una relación de toda la vida, haciendo lo que más te gusta con la gente que querés. Si partís buscando el resultado, ya arrancaste mal. O si entregás cosas. O si te ponés a tocar otra música para que venga más gente. Pero no es la onda. Ahí... Ahí me voy a jugar a China (risas). Tampoco soy boludo".

Cargando más noticias
Cargar mas noticias