Declaraciones

Luciana Aymar: “El retiro fue lo más difícil que me tocó vivir”

“Hoy soy una persona normal”, dijo la jugadora histórica de Las Leonas
sábado, 14 de octubre de 2017 · 09:17:00 p.m.

BUENOS AIRES (Redacción) - La mejor jugadora de la historia del hockey, medallista olímpica y campeona del mundo con Las Leonas, Luciana Aymar, resaltó a más de dos años de su retiro que su despedida de la disciplina que practicó de chica “fue lo más difícil que le tocó vivir”. “Fue una decisión complicada. Pensé: ¿Y ahora qué hago? ¿Dónde está mi rutina? ¿Dónde pongo toda esta energía?. Fue un sufrimiento dejar algo que amaba con todo mi corazón”, expresó.

Luego, insistió con que decirle adiós al deporte “es muy difícil. Muchos dicen: Yo me preparé para el retiro. Pero no. Todo lo que te preparaste para cuando dejaras de jugar se te viene abajo con el mundo. No sabés cómo lo vas a afrontar ni cómo lo vas a vivir. Conozco deportistas a los que no los afectó, como a mi pareja, que lo vivió diferente. Para él fue: Basta, dejé de jugar. Yo venía cansada, con muchas lesiones y el entrenamiento me costaba mucho más. Por eso también decidí dejar de jugar”.

Consultada por su nivel, que fue brillante durante muchísimos años, Lucha indicó que “los deportistas tenemos nuestro ego. Cada vez que salía a jugar me ponía el traje de la Wonder Woman (Mujer Maravilla). No me importaba nada. Pero a veces el traje seguía puesto después del partido. Y eso era un escudo y una protección que yo tenía que me alejaba de las relaciones y de las otras cosas de la vida. Me tiraron a la vida y no sabía ni pagar un impuesto. Y me costó mucho tiempo arrancar de cero. Hoy al fin me saqué el traje de la Mujer Maravilla para siempre, puse los pies sobre la tierra y puedo decir que soy una persona normal”.

Acto seguido, agregó que “hoy estoy mucho más expuesta a la mirada pública. Tenía un problema que me hacía mal. Cualquier cosa que encaraba podía terminar en un ¡Ay, pero no te salió tan bien! ¿Por qué mejor no te vas a jugar al hockey?. En ese momento no quise y preferí resolver un montón de cosas personales. Hoy estoy en otro momento, mucho más distendida y relajada. Veo partidos y no los sufro. Quiero encarar otras cosas y si me equivoco, me equivoco”.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias