POR LOS EVENTOS CLIMÁTICOS

Se alejan las perspectivas de una cosecha récord de granos en el país

Hubo una caída de producción que ascendería a 5,2 millones de toneladas y 1.050 millones de dólares
Se alejan las perspectivas de una cosecha récord de granos en el país
Se perdieron más de cinco millones de toneladas en granos
domingo, 22 de enero de 2017 · 01:45:00 p.m.

BUENOS AIRES (NA) ─ Las pretensiones de obtener una cosecha nacional de granos récord en esta campaña 2016-2017 se alejaron luego de que se conocieran los primeros números que hablan de la pérdida de más de cinco millones de toneladas en todo el país producto de eventos climáticos e incendios que no dieron tregua entre la primavera y principios del verano. 

Esta semana la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) divulgó números que hablan de una caída de producción que ascendería a 5,2 millones de toneladas y 1.050 millones de dólares. 
   
El análisis, elaborado por Emilce Terré y Sofía Corina, de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de esa entidad, estima 600.000 hectáreas sin sembrar y casi un millón sin cosechar.
   
Del total de granos de Argentina para la campaña 2016-2017 con ese recorte de toneladas pasaría de 124,9 millones que se esperaban en diciembre a 119,7 millones de toneladas en la actualidad.
   
Respecto de la soja, de una intención inicial de siembra de 19,65 millones de hectáreas, se tiene hoy que unas 350 mil directamente no lograrán completarse.  
   
En tanto, 19,3 millones de hectáreas que efectivamente sí han sido sembradas con la oleaginosa al día de hoy, se calcula que 660 mil se perdieron por los cinco eventos extremos de lluvias ocurridos en especial, en el norte bonaerense y en el sur santafesino. 
   
Para el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, los excesos hídricos ya afectan 1.100.000 hectáreas sembradas con soja, maíz, girasol y sorgo. 
   
"Lluvias acumuladas durante las últimas semanas sobre gran parte del área agrícola nacional, generaron anegamientos en lotes implantados, provocando pérdidas y limitando el normal desarrollo de los cultivos en pie", indicaron los técnicos del PAS. 
   
Señalaron que también se relevaron inundaciones en extensas áreas ganaderas y otros ambientes no destinados a la producción de granos en nuestro país. 
   
Bajo este contexto, estimaron que "770.000 hectáreas de soja, 290.000 de maíz, 21.000 de sorgo y 19.000 de girasol se encuentran afectadas por la situación climática actual".          
   
El contexto es tal que llevó a la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario a entrar en sesión permanente.
   
Pero sin embargo, para entidades como Federación Agraria Argentina (FAA) las declaraciones de emergencia no alcanzan porque tras las inundaciones muchos chacareros no podrán recuperarse.
   
Jorge Solmi quien capitanea el distrito de FAA más afectado pide "obras urgentes" porque considera que cuando bajen las aguas cientos de pequeños y medianos chacareros no podrán recomponer la producción y lamentablemente muchos estarán obligados liquidar tambos, granjas avícolas, arrendar o vender sus tierras. 
  
En FAA se mostraron preocupados porque en marzo comienzan los vencimientos de los créditos bancarios y los cheques con que financiaron la siembra. 
   
Mientras que en un comunicado reiteraron que las autoridades parecen no comprender la magnitud de la tragedia que alcanza tópicos económicos, sociales y productivos. 
   
La cuestión se presenta gravísima también para los pequeños y medianos productores intensivos como aviares, de cerdo y horticultores.
   
No sólo no habrá una cosecha récord de granos, sino que podrían perderse más de mil tambos, gran parte ubicados en la poderosa cuenca lechera santafesina. 
   
Habrá una concentración de la actividad porque los animales e instalaciones serán vendidos a tambos más grandes y que estén mejor posicionados para hacer frente a la crisis. 
    
El ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, confirmó que se pondrá "máxima prioridad" en obras hídricas en la provincia que está afectada por la inundaciones. 
   
En diálogo con el diario Castellanos consignó que existe urgencia de los trabajos y que hay "disponibilidad de fondos" para emprender los trabajos. 
   
Asimismo expresó la intención de ayudar de forma extraordinaria a los 1.350 tambos vulnerados que producen 1,8 millón de litros menos de leche, diariamente.             
   
Sin embargo, el escepticismo está presente: se supo que el sector agropecuario perdió cinco mil puestos de trabajo en el tercer trimestre de 2016, la mayoría pertenecía a los sectores forestal y a la lechería: los datos son oficiales. 



Más de
Cargando más noticias
Cargar mas noticias