Duro

"No está bien que se fijen objetivos monetarios que no tienen nada que ver con el plan fiscal"

Así lo aseguró el ex ministro de Economía Alfonso Prat Gay en referencia a las medidas adoptadas por el titular del Banco Central Federico Sturzenegger
martes, 14 de noviembre de 2017 · 11:35:00 a.m.

BUENOS AIRES (Redacción) - "Está bien apuntar a metas de inflación. Lo que no está bien es que se fijan objetivos monetarios que no tienen nada que ver con el plan fiscal que se definió". La crítica le pertenece al ex ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, y la brindó ante los más 300 inversores que se reunieron ayer en un evento organizado por Portfolio Personal. Si bien en su discurso, el ex ministro alabó la política gradualista del gobierno de Cambiemos, no tuvo la misma consideración con las medidas impuestas por el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, uno de sus principales contrincantes puertas adentro del gobierno durante el año en el que estuvo al frente de la cartera de economía. Además se quejó por la falta de coordinación entre las distintas áreas que manejan la política económica del país.

"La tasa de interés supera por diez puntos a la inflación, cuando a fines del año pasado la diferencia era sólo de tres puntos. Eso nos genera un tipo de cambio más bajo, y déficit comercial y de cuenta corriente mucho más alto del que deberíamos tener", afirmó el economista, al tiempo que sostuvo que "está muy bien avanzar con reformas micro, pero es clave tener coherencia en las decisiones macro". "Las metas de inflación deben ser una guía, no una verdad dogmática. El Central debería ser más flexible", añadió.  

Segundos después, Prat-Gay afirmó que las elevadas tasas de interés atrasan por demás al dólar y aumentan el déficit de cuenta corriente; es decir, atentan contra el crecimiento económico. Además, el ex ministro señaló también que, a diferencia de lo que opinan la mayoría de los economistas, el principal problema que tiene la economía argentina no es el déficit fiscal, sino el rojo de cuenta corriente, y las elevadas tasas del Central lo único que hacen es profundizarlo.

"Si miramos la historia, es el nivel más alto de los últimos años, resulta muy preocupante y la economía sólo crece al 3 por ciento. No me quiero imaginar si creciéramos al 5 ó 6 por ciento", destacó en ese sentido. "Si la inflación baja muy rápido –explicó después- una porción importante del gasto público está indexado a la suba de precios del año anterior, y eso termina generando un déficit fiscal mayor, pero nadie lo está advirtiendo". "Los analistas económicos ven un recorrido más suave, que termina en 11 por ciento en el 2019, y me parece que debería ser lo lógico. Sería una gran noticia para Argentina lograrlo", continuó.

Finalmente, el ex ministro recordó que "cuando preparamos el Presupuesto 2017 tuvimos que reconocen que el déficit no sería de 3,3 por ciento como habíamos dicho inicialmente, sino del 4,2, sobre todo por la reparación histórica a jubilados y una serie de ventajas para las PYME. Lo que no se corrigió es la política monetaria". "Tenemos que dar pronto esta discusión. Queremos que a Cambiemos le vaya bien, pero el mensaje es que ese entusiasmo debe ser ratificado por una buena micro y buena macro", culminó.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias