Trasladado desde Ezeiza

Boudou, en Comodoro Py por Ciccone

En medio de un fuerte operativo de seguridad, el ex vicepresidente llegó para presenciar la quinta audiencia del juicio en el que está imputado, entre otros delitos, por negociaciones incompatibles con la función pública
martes, 14 de noviembre de 2017 · 09:53:00 a.m.

BUENOS AIRES (Redacción) - El ex vicepresidente Amado Boudou fue trasladado hoy a los tribunales federales de Comodoro Py para participar en una nueva audiencia del juicio oral y público por la compra de Ciccone Calcográfica, en la que está imputado. Detenido desde hace once días en el penal de Ezeiza, en el marco de una causa por enriquecimiento, Boudou había pedido hace varios días participar de esta audiencia. En tanto que ayer se conoció que su amigo Alejandro Vandenbroele, también imputado en la causa, empezó una negociación para entrar al régimen de arrepentido a cambio de aportar información sobre el caso. Vandenbroele es el rostro visible de The Old Fund, la empresa que puso los fondos para levantar la quiebra de Ciccone y podría ofrecer también información en otras tres causas que complican al ex vicepresidente de Cristina Fernández de Kirchner. 

El comienzo de la audiencia por Ciccone, frente al Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4, está previsto para la mañana de hoy y se realizara en la sala AMIA, del edificio de Retiro. En el marco de esta causa Boudou está acusado de negociaciones incompatibles con la función pública junto a su otro amigo y presunto testaferro, José María Núñez Carmona, detenido como él desde el viernes 3 de noviembre,  y  el ex funcionario del Ministerio de Economía Guido Forcieri, entre otros imputados. 

La audiencia de hoy será la quinta desde que comenzó el debate y según trascendió, el ex vicepresidente está interesado en escuchar el testimonio de Guillermo Capdevila, ex director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía a fines de 2010, cuando la AFIP pidió al ex vice y ex responsable de esa cartera, que opinara sobre el pedido de moratoria de la empresa. 

La causa fue instruida por el Juez Ariel Lijo y el fiscal, Jorge Di Lello y de acuerdo a la investigación, el objetivo de la maniobra era "contratar con el Estado la impresión de billetes y documentación oficial”, lo que implicaba un negocio millonario, cuyo valor en 2012 ascendía a los 140 millones de pesos.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias