Ciudad

El radicalismo porteño evita confrontar a Larreta por miedo a perder más espacios

Las últimas maniobras del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, generaron un silencio en el radicalismo porteño para evitar mayores encontronazos en lo queda del año
martes, 14 de noviembre de 2017 · 07:28:00 a.m.

BUENOS AIRES (Redacción) - Las primeras reacciones, luego de las elecciones, que tuvo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para con los miembros del radicalismo porteño por su apoyo al ex embajador argentino en los Estados Unidos, Martín Lousteau, generaron que ellos, en las últimas semanas, evitaran confrontar con autoridades de la Ciudad por temor a generar más desplazamientos en distintos organismos.

Es que desde el día después de las elecciones, Rodríguez Larreta ya expulsó, mediante decretos, al titular del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (Cesba), Federico Saravia, y ayer a uno de los vocales de la Corporación Puerto Madero, Luis Cabillón, cercano al presidente, con mandato extendido, de la Unión Cívica Radical porteña, Emiliano Yacobitti. El click del cambio de postura, del "bajar un cambio", según explican, comenzó después de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), pero se acrecentó en los últimos días.

Una muestra de ello fue la participación de los legisladores de Suma + durante la defensa del Presupuesto 2018 eu se lleva adelante en la Legislatura. Cuando fue el turno de exponer de dos de los ministros más cuestionados por la oposición, la de Educación, Soledad Acuña, y el de Modernización, Innovación y Tecnología, Andy Freire, las preguntas fueron poco incisivas, "casi inexistentes", según admitieron.

Con Freire, apenas se le consultó sobre la licitación del Centro de Exposiciones de la Ciudad (CEC), en donde otorgó un polémico canon a un UTE en la que se encuentra la empresa de desarrollo inmobiliario, entre otras cosas, IRSA de la cual Freire fue director rentado hasta finales de 2015 cuando asumió en la función pública. Acuña, por su parte, tampoco sufrió cuestionamientos desde dicho sector de la oposición sobre "la Secundaria del Futuro", el programa de reforma escolar ue generó varias tomas escolares.

"Hay un poco de preocupación porque está expulsando a compañeros de espacios de muchos lugares por su filiación política y por la bronca que le tienen a Martín desde julio de 2015. Y lo peor de todo es que os habían avisado de que podía ser así. Por eso varios están bajando la cabeza y dejando que pase la ola. Después se verá", le dijo a este medio una calificada fuente de dicho espacio que remarcó que el único cargo, de los varios que tiene Suma +, que no se podrá tocar es el de la Auditoria General, Mariela Coletta, ya que fue nombrada por la Legislatura. Aunque en su momento si se intentó avanzar con un pedido a la Junta de Ética de dicho organismo por algunas declaraciones que había realizado.

Cerca de la conducción radical, consultados por este medio, procuraron bajarle el tono a la situación y manifestaron que no se trata de una situación actual, sino que el silencio con algunos temas se debe a que el año electoral los dio como perdedores, y que se tiene que barajar y dar de nuevo. "El año ya se terminó. Eso es lo que pasa también", manifestaron.

 

Cargando más noticias
Cargar mas noticias